Desde la Navidad de 1973, "El Pessebre de Bàscara", pretende plasmar a tamaño natural en un marco adecuado uno de los belenes que tradicionalmente hacemos en nuestros hogares con figuras de barro.

Evocación plástica del nacimiento de Jesús en un paisaje rico en fuentes, cuevas naturales y acantilados, con una singular vegetación y bañado por las aguas del río Fluvià.

Fragmentos de la vida cotidiana de la Palestina de hace 2000 años escenarios en calles y en edificios de sabor medieval, por mas de 300 actores de la Vila de Bàscara y alrededores.