Bàscara es una pequeña población de unos 500 habitantes perteneciente a la comarca de la Alt Empordà.

Situada a la orilla derecha del río Fluvià, la villa creció a raíz de la carretera de Francia que todavía se mantiene dentro el casco urbano y que, a lo largo de los años, ha marcado
una población que trabaja, sobre todo, en pequeñas empresas de servicios o a las ciudades próximas.

Desde principios del siglo IX, Bàscara fue posesión de los obispos de Girona, tal y como consta
en el primer documento, datado del 817, que deja constancia de la villa. Históricamente ha sido un cruce importante, un lugar de paso de comerciantes y de ejércitos, y destaca la ocupación francesa de finales de los siglo XVII y la destrucción que sufrí el año 1814

La villa consta de dos núcleos bien diferenciados: la parte nueva, que se ensancha a ambos lados de la carretera, y el casco antiguo, de origen medieval, construido sobre
una peña, con estrechos callejones adoquinados, de restauración reciente, donde se erige la iglesia parroquial, que conserva restos del románico, el castillo Episcopal, que conserva una de las torres, y parte de la muralla que cerraba la villa.

Bàscara es cabeza del municipio que
comprende la villa de Bàscara y los pueblos agregados de Calabuig y de Orriols.
Bàscara des del sud Bàscara des de Calabuig passeig vora el riu escales font Portal d'entradael castell seu del pessebbre Plaça de l'Església AJUNTAMENT (Casa Ferrer) ESGLESIA Bàscara des del riu Fluvià Mercat del cavall Parc de la Resclosa Rentador Carrer Major Font del Castell Resclosa Plaça del Pessebre Muralla Portal de França Carrer de l'Oli Carrer Safonsellas